Nuestro Blog

Por:0 Comentarios

Carta a mi niña la de "en medio"

Ya pasaron 4 meses del nacimiento de tu hermana menor y yo en mi mente tan ocupada creí ingenuamente que lo habías manejado a la perfección, no noté ningún cambió en ti más que un amor tan puro y desinteresado por tu hermanita menor y que hasta la fecha lo es por lo que jamás pensé que la estuvieras pasando mal. No fue hasta hoy, que te dejé en el kinder y no querías entrar, que me di cuenta que algo estaba pasando, me agache para preguntarte que pasaba y después de insistirte por fin me lo dijiste, no era que no quisieras ir al kinder, tus palabras fueron "Quiero estar contigo" te abrace y lloraste y yo en mi apuro del día te dejé en los brazos de la directora llorando, no me alegra que haya pasado eso, pero definitivamente que bueno que pasó porqué así fui capaz de detenerme un momento en mi ajetreado día y adentrarme en tu mirada para entender por todo lo que estabas pasando y que yo veía tan normal... unos meses antes del nacimiento de tu hermanita tu estabas tan acostumbrada llegar a la escuela con tu hermana mayor, tenías a esa compañía, ese tesoro tan grande ahí a unos cuantos metros de tu salón entrando de la mano por la misma puerta, ella llevándote todos los días a tu salón , y de repente, después de unas vacaciones TODO cambia. Tienes que llegar tu sola a la escuela porque tu hermana mayor ya entró a la primaria a una escuela distinta a la tuya, tu cambiaste de maestra y ya no contabas con esa mano hermana que te llevara tan amistosamente a tu salón, además por más que intentábamos no hacerte ruido en las mañanas por el nuevo horario que tenía tu hermana terminabas despertando a la misma hora que ella y que si para ella de 5.6 años era muy temprano, para ti mi pequeña de 2.6 añitos era mucho más, un mes después de este cambio nació tu hermana menor por lo que mami no podía llevarte a la escuela ni recogerte, íbamos a cambiar tu rutina un poco antes de que llegara la bebe, pero se nos adelantó un poco a los planes, entonces bebe nace en sábado y el lunes toda tu rutina cambió, te empezaste a ir muy temprano con papa y hermana, ni siquiera desayunabas bien porque no tenías hambre tan temprano y ya no salías a la 1 con todos tus compañeros como estabas acostumbrada a hacerlo, formadita en la fila a esperar a mami e irnos a casa, no sabes mi chiquitina como extraño esa mirada de amor e inocencia cuando llegaba por ti, ahora en cambio te llevan adentro y comes con tus compañeros, esperas a papá y a tu hermana hasta las 3, ósea salías de casa a las 7.15 y regresabas a las 3.15, ¡¡¡cuantas horas!!! para ti que estabas acostumbrada a solo 4 horas, dicen que los niños se adaptan a todo y claro que lo creo, pero definitivamente como en cualquier personas los procesos pueden ser duros y dolorosos o pueden ser suaves y llevaderos, creo mi enana bella que el tuyo había estado siendo muy pesado, todavía llegabas a casa y mamá esta ocupada dando de comer a hermana mayor y a bebé así que no había brazos para ti, terminamos de comer y mamá y hermana mayor están adaptándose a las rutinas de la primaria y hay que hacer tarea, te piden que estés en paz y no hagas ruido, después de la tarea hermana mayor sale toda la tarde a jugar con sus amigas y tú aún no encajas al 100 con ellas por lo que te quedas con mamá, pero mamá esta tan agotada de no dormir y amamantar a una bebe cada hora que te pone a ver tele y te pide no hables fuerte para que la bebé no despierte, me pides salir y no podía porque estaba muy frío y bebe acababa de aliviarse, a veces jugamos un pequeño rato pero bebe despertaba pidiendo brazos y pecho, se llega la hora del baño y es un caos ya cansada y con bebé llorando hay gritos y regaños no encuentro la paciencia que mereces que tenga me abrumo entre tanto cansancio, cambios y llantos de bebé. Llega la noche y me pides que me quede a tu lado dándote la mano, no puedo porque bebé empieza a llorar si la suelto, me quedo ahí parada a lado de tu cama cantando pimpón, si bebé esta dormida me acuesto a lado tuyo y si papá llegó temprano el lo hace, por las noches te vas a mi cama y yo todos los días me quejo y te recuerdo que eres grande y que no debes hacerlo, pero ¿a quién engaño? cada que llegas me encanta olerte, abrazarte y darnos la mano, verte dormir con esa tranquilidad de que sabes que estoy ahí y dejas de tener miedo. Mi pequeña niña te pido PERDÓN por no haberme puesto en tu lugar desde hace varios meses, por tantos regaños, por moverte tanto tu rutina, por mi falta de paciencia, tu no tienes la culpa de nada y por el contrario te doy las GRACIAS por haber sido tan paciente con mamá por haberme dado estos 4 meses de yo adaptarme a ser mamá de 3 ahora te toca a ti mi pequeña, te prometo más días llenos de besos y abrazos, más días de juegos, mas noches en cama con mamá sin ser juzgada hasta que tu te sientas lista y segura que nadie tomará tu lugar. Te amo tanto mi enana hermosa, amo esos instantes en los que sin merecerlo simplemente te me acercas y me besas amo cuando acaricias mi cara y me dices ¿somos amigas verdad? amo tu sentido del humor tan simple y todas las carcajadas que nos sacas. Gracias porque ahora que lo veo en retrospectiva te has enfrentado a tantos cambios para tus 3 añitos y a mi me lo has hecho mas llevadero esta difícil pero hermosa tarea de ser mamá. ¡¡Te amo mi vida!!

0 Comentarios

Deja tu comentario

logo