Nuestro Blog

Por:0 Comentarios

14

Quiero comenzar con esta imagen que precisa el momento en el que trasciendo dando vida a una de mis hijas. Ese instante en el que deje de ser quien yo conocía y me convertí en alguien distinta, no mejor ni peor, sólo diferente, surgiendo desde mi interior nuevas emociones, sentimientos, pensamientos, ideas y miedos que no conocía y que por lo tanto me hacen desconfiar de la persona que ahora soy. ¿Estará mal dejar de ser quien yo era antes de convertirme en mamá? A mi parecer no, las vivencias y situaciones nos hacen cambiar, el hecho de convertirme en madre me deja la ardua tarea de reconocerme y reencontrarme conmigo misma, pero no sólo como madre si no como un TODO esa nueva MUJER en la que me convertí. Sigo en constante búsqueda de ese equilibrio de emociones, sentimientos y pensamientos nuevos que la maternidad me ha dejado y al mismo tiempo no olvidarme de mi misma como mujer. Dime ¿a ti te paso? sentir y creer que eres alguien diferente a partir de la maternidad.

 

Te invito a seguirme en mi cuenta de Instagram dónde les comparto mi día a día de mi maternidad @undiademama

0 Comentarios

Deja tu comentario

logo