Nuestro Blog

Por:0 Comentarios

10

¿Te acabas de enterar que estás embarazada? ¡Felicidades!

Es una de las etapas más maravillosas que pueda tener una mujer, pero también es una etapa de un sinfín de emociones donde pareciera que estamos en la rueda de la fortuna.

Cuando me enteré que estaba embarazada, mi corazón latió rapidísimo, sentía que no cabía de felicidad y que no podía guardar la noticia. Preparé la manera de decirla a mi esposo, que aunque lo estábamos buscando, él todavía no sabía que ya “había pegado”.

A partir de esa noche y muchas noches más, empezaron a desfilar preguntas y preguntas en mi cabeza. Cómo seríamos como papás, estaba preparada para realmente tener un hijo, dejaría de trabajar o no, cómo daríamos la noticia, cuando iríamos al doctor a verlo, sería niño o niña, qué nombres nos gustaban, cuánto costaría el parto, subiría mucho de peso, lo metería a guardería…

Y obviamente conforme el embarazo fue avanzando, fui leyendo del tema, amigas y familiares me platicaban sus experiencias; y más dudas fui teniendo.

Como cualquier mamá primeriza, quería estar preparada, tener todo listo para mi bebé y prácticamente tener un checklist donde pudiera sentirme tranquila y confiada de que todo iba como debía y que tenía el control de lo que pasaría.

Sin embargo te quiero decir que habrá muchas dudas sin respuesta, habrá puntos que quedarán sin resolver, artículos que no podrás comprar, pláticas o cursos a los cuales no podrás asistir. Pero tranquila, no pasa nada, es normal. Aprenderás en el camino, ve viviendo y disfrutando la etapa en la que te encuentres y fluye con la maternidad.

Si eres de esas mamás que como yo, queremos (ingenuamente) tener todo preparado, te comparto algunos tips que ahora podría decir fueron realmente esenciales:

• Tómate fotos. Con tu celular, una sesión con algún fotógrafo; pero tómate fotos. Serán un lindo recuerdo en el futuro.

• Ten al menos un Baby Shower. Comparte tu felicidad con los que quieres; con tus amigas, tus tías y primas, con la familia de tu pareja.

• Dedica un viaje o al menos un fin de semana a comprar ropa, su silla para el carro, alguna cobijita, artículos para el bebé, etc.

• Prepara su recámara. Imprime tu amor por ese bebé en algún detalle para él.

• Lee e infórmate: del parto, cesárea, lactancia, cuidados del recién nacido, el puerperio…

• Visita hospitales y revisa en caso de contar con Seguro de Gastos Médicos los papeles o requisitos para el pago o reembolso.

• Decide con tu pareja si recibirán o no visitas cuando nazca tu bebé e informales a tus conocidos acercándose la fecha del parto.

• Asiste al menos a un curso de psicoprofilaxis / Lactancia / preparación para el nacimiento. Conocerás a otras mamás con las cuales podrás compartir lo que están viviendo de manera simultánea. Formar una “tribu”, es un verdadero regalo.

Sobre las cosas físicas que para mi fueron de gran utilidad, te comparto una listita que fui armando con las

sugerencias de amigas y modifiqué con mi experiencia, la cual he compartido con amistades.

• Pañalera

• Pañales de recién nacido

• Pomada para prevenir rozaduras

• Toallitas húmedas

• Trapitos de tela para limpiarlos

• Shampoo para bebé (algunos previenen la costra láctea)

• Crema para el cuerpo

• Jabón para bebé

• Toalla para baño

• Tijeras con punta redonda para cortar uñas

• Ropita de recién nacido (pijamas, calcetines, pañaleros de manga larga y corta)

• Sabanitas delgadas

• Cobijita

• Moisés o cuna viajera o colecho con las sabanitas de la medida

• Sacaleches con biberones

• Esterilizador (recomiendo de microondas)

• Pezoneras con cajita (más vale tenerlas a la mano, yo las usé 1 semana)

• Mantita para lactancia

• Lanolina pura

• Perilla (te sirve la que te darán en el hospital) o NoseFrida

• Stermiar bebés (fue mi aliado para limpieza de su nariz)

• Termómetro de frente u oído

• Merthiolate en spray para que seque el ombligo

• Silla de carro que se adapte a la carriola (es más cómodo)

• Espejo grande para el carro para verlo por el retrovisor

• Malla para mosquitos para porta bebé y carriola (no se debe usar repelente los primeros 6 meses)

• Cepillo para lavar biberones

Como cositas que no son indispensables, pero que yo sí utilicé están:

o Bote de basura para pañales con atrapaolores

o Juguete para portabebé

o Móvil con múisca

o Sonaja

o Juguetes con cascabeles, texturas y colores

o Gimnasio para bebés

o Cuentos

Estos artículos no son para recién nacidos, sin embargo en poco tiempo los empezarán a usar:

o Ropa de 0-3 meses, 3-6 meses

o Cuna viajera

o Bolsitas para almacenar leche materna

o Juguetes (le regalaron al irlo a visitar, en baby showers y bautizo)

o Baberos

o Cucharitas para paillas

o Platitos

o Loncherita térmica

o Bloqueador grado dermatológico para bebé

o Gorrito para el sol

o Tapete de foami

Pero por último, DISFRUTA; disfruta esta etapa. Cuando menos pienses, ya no tendrás pancita que sobar, no podrás sentir esas pataditas, ya no te escucharás hablándole a tu panza, ese silencio en casa se habrá ido, sus corazones ya no latirán al unísono. Pero recibirás el regalo más maravilloso del ser mujer; dar vida y convertirte en “ la mamá de…”.

 

Con cariño,

Una mami que como tú, también fue mamá primeriza.

0 Comentarios

Deja tu comentario

logo